CDC MOSCARDÓ, 4 – AD VILLAVICIOSA DE ODÓN, 1.

El pasado parón de la jornada 4 ha servido de mucho al equipo. En principio, para sumar la primera victoria y sumar los tres puntos de la misma; después, también el equipo técnico lo ha utilizado para realizar cambios y mejoras que han dado sus frutos. El cambio de sistema y algunos jugadores nuevos se han notado sobre el campo, además de mayor intensidad de nuestros chicos en la lucha por el balón.

Sin embargo el partido ha estado bastante igualado en el primer tiempo, aunque con un mayor dominio de nuestro equipo, con oportunidades y alguna bastante clara. En el minuto 11 Ramírez cabecea alto un buen centro desde la banda derecha del ataque. En el 18, una buena transición de banda a banda la culmina Rubén Darío con un centro envenenado al área que Aragoneses se ve obligado a desviar porque se metía por una escuadra. Dos minutos después es Mario quién pelea un balón en la defensa visitante, se hace con él, encara a la portería pero al no controlarlo bien permite a la defensa despejar a córner. Por último, en el 31 es Hitoshi quien dispara en el área pequeña pero en dirección al portero visitante.

Nuestros rivales también nos han dado algún susto, como en el 28 con un disparo flojo de Gabaldón o en el 34 con una falta directa al borde del área de Crespo que sale fuera por poco.

Todo se dejó para el segundo tiempo. Y desde el inicio. Así, en el 48, tras un saque de banda de Rubén Darío el balón se le queda muy alto a Peli que la manda por encima de la portería de chilena. Tras el saque de fondo de la defensa del Villaviciosa, Peli está muy listo, logra robar el balón, encara al portero y consigue el primer gol de la temporada para nuestros jugadores.

Vivíamos una situación inédita y había que conservar la ventaja. Nuestros rivales se echaron al ataque y en el 56, tras un centro lateral Sosa cabecea fuera pero seis minutos después, en la ejecución de una falta directa al borde de nuestro área, Nunes dispara fuerte y a Molina le pasa la pelota por debajo del cuerpo. Era el empate. Parecía que la cosa se volvía a complicar para el equipo y en el 71 Gómez Pérez, refresco rival, se busca un hueco y dispara para obligar a Molina a una buena intervención.

Sin embargo, los últimos minutos nos fueron muy favorables y con la frescura de los refrescos en esta parte final, vivimos lo mejor. En el 83, una falta directa al borde del área visitante le permite a Oscar del Amo poner la pelota pegada al palo del portero e imposible para que éste pudiera hacer algo. La victoria se fue confirmando dos minutos después, en una buena contra en la que Peli pone el balón a la carrera de Isaac, quien encara y marca el tercero. Y en el 96 Hitoshi cierra el marcador al mandar un rechace en la frontal del área rival a la base del poste y meterla en la portería de Aragoneses.

Una victoria que nos debe servir para conseguir moral, afianzar el camino escogido y seguir trabajando en lo que aún tenemos problemas (las segundas jugadas, no desaprovechar los rechaces, etc.). Hay que seguir así siendo conscientes de que el objetivo de la salvación está difícil pero en modo alguno imposible.

Ahora a seguir en esta senda el próximo partido frente a la Escuela de Moratalaz en su campo, parece ser que jugarán a las seis de la tarde. De todas formas, y como decimos siempre que jugamos fuera en estos tiempos, estad pendientes de la información del club para confirmar la hora y posibles dificultades en la asistencia. Ánimo.

Alineaciones.-

CDC Moscardó: 1, Molina; 3, Cortés (79’, 2, Del Amo); 22, Cámara; 5, Ayuso; 6, Rubén Darío (cap., 61’, 28, Iker); 4, Ramírez, 7, Provencio (79’, 8, Hugo Sánchez); 12, Hitoshi; 19, Mario (79’, 9, Isaac); 11, Rubio (43’, 10, Diego); y 17, Peli.

AD Villaviciosa: 13, Aragoneses; 2, Nunes; 3, Prieto; 5, Ayuch (66’, 24, Gómez Pérez); 6, Sánchez (54’, 10, Bawab); 8, Crespo; 9, Sosa; 11, Miguel (cap.); 14, Galán; 21, Alonso (91’, 4, García); y 23, Gabaldón (66’, 15, Pérez Fuentes).

Árbitro: Sr. Delgado Benítez

Por José Miguel Lacalle Rubia