CDC MOSCARDÓ, 2 – CD CIUDAD DE LOS ÁNGELES, 2.

Un punto conseguido a última hora que no ayuda mucho en nuestro objetivo de la permanencia, sobre todo teniendo en cuenta que nos debemos hacer fuertes en casa.

El partido empezó con un fuerte centro campismo, sin acercamientos a las porterías, mostrando claramente la importancia de los puntos para ambos contendientes, aunque en mejor situación nuestros rivales. A todo esto, había que sumar que la defensa era inédita, entre sanciones consecuencia del nefasto arbitraje del domingo pasado y lesiones.

Hubo que esperar hasta el minuto 30 para ver una aproximación a un área. Tras un pase lateral, le llega el balón a Pedro, reciente fichaje en la delantera, que lo lucha con el portero visitante, el árbitro ve una posible falta y pita con anterioridad al disparo que introduce el balón en la portería. Tres minutos después una buena jugada de nuestra delantera no es concluida por Manolo al quedársele la pelota algo retrasada.

Sin embargo, en el 38, el primer gran susto. Un balón le llega a un delantero visitante, Rubén sale tarde y aquél le dribla haciendo que le derribe. El árbitro pita el consiguiente penalti y, afortunadamente, Rubén dispara al larguero. Y dos minutos después, una extraordinaria jugada de Roberto, destacado en el partido, concluye con un pase a Manolo que, en inmejorable posición, dispara alto.

La segunda parte empezó con características similares de la primera. Esta vez hubo que esperar menos. En el 62, tras un córner, el balón sale del área visitante llegándole a Roberto que dispara muy bien, pero algo desviado. Y en la siguiente jugada un buen pase, aunque sin presión, de Bengo, recién incorporado, le pone el balón en la cabeza a Pozo quien, también sin presión y de gran parábola, bate a Rubén.

Poco duró la situación ya que en el 67, Jódar, que también se había incorporado hacía unos minutos, le pasa el balón con el pecho a Roberto, desbaratándose de la defensa y marca con un buen tiro cruzado.

También nos duró poco la alegría ya que en una mala salida de Rubén sobre Bengo, le permite a éste tras librarse de nuestro portero dar la pelota a Pozo para que volviera a adelantar a los suyos.

Esta situación hizo que los nervios empezaran a aflorar entre nuestros chicos, conscientes de la situación en que nos quedábamos. A pesar de ello la intensidad y las ganas no faltaron, pero con más ganas que cabeza. Cuando parecía que el partido iba a quedar así, el fútbol fue generoso con el trabajo de los chicos. Ya en el descuento, tras un saque de esquina, el balón sale rechazado al frontal del área, lo recoge Alberto y dispara a puerta, francamente mal, pero le sale un preciso pase a Roberto que pone el pie para que el balón, tras dar en el poste, se introduzca en la portería. Y poco más.

Acabamos la primera vuelta con 17 puntos, insuficiente para salvar la categoría con esta proporción. Esperemos que con las ganas de nuestros chicos, la calidad que poseen y el trabajo del equipo técnico, saquemos los puntos suficientes para no pasar apuros. Hay que confiar en ellos. Ahora, a por la segunda vuelta que hay que empezar ganando otra vez en casa frente al Parla Escuelas, que está ahí con nosotros. Os esperamos.

Alineaciones.-

CDC Moscardó: 25, Rubén; 2, Alberto; 4, Pita; 16, Toni; 6, Alfonsea (81’, 26, David); 15, Adri (79’, 18, Abraham); 10, Iván; 9, Javito (cap.); 20, Pedro (59’, 19, Jódar); 17, Roberto; y 8, Manolo (90’, 11, Alex).

CD Ciudad de los Ángeles: 13, Carlos (cap.); 4, Joan; 7, Víctor; 8, Chichas; 10, Rubén (83’, 20, Bravo); 11, Diego (63’, 99, Bengo); 12, Cris; 17, Mario Muñoz (73’, 14, Héctor); 18, Álvaro; 26, Mario Sánchez (53’, 6, Patrick); y 33, Pozo.

Árbitro: Sr. Bilbao Rodríguez.

Por José Migule Lacalle Rubia